Descubren nueva forma de rejuvenecer células humanas

Un equipo dirigido por la Profesora Lorna Harries, Profesora de Genética Molecular en la Universidad de Exeter, ha descubierto una nueva forma de rejuvenecer las células senescentes inactivas. A las pocas horas del tratamiento, las células más viejas comenzaron a dividirse y tenían telómeros más largos, los “capuchones” en los cromosomas que se acortan a medida que envejecemos.

Este descubrimiento, financiado por Dunhill Medical Trust, se basa en hallazgos anteriores del grupo Exeter que demostraron que una clase de genes llamados  factores de empalme se desactivan progresivamente a medida que envejecemos. El equipo de investigación de la Universidad de Exeter, trabajando con el profesor Richard Faragher y la doctora Elizabeth Ostler de la Universidad de Brighton, descubrió que  los factores de empalme pueden volverse a conectar con productos químicos, haciendo que las células senescentes no solo parezcan físicamente más jóvenes, sino que comiencen a comportarse más como jóvenes células y comenzar a dividir.

Los investigadores aplicaron compuestos llamados análogos de reversión, productos químicos basados ​​en una sustancia que se encuentra naturalmente en el vino tinto, chocolate negro, uvas rojas y arándanos, a las células en cultivo. Los productos químicos causaron factores de empalme, que se apagan progresivamente a medida que envejecemos para volver a encenderse. En cuestión de horas, las células parecían más jóvenes y comenzaron a rejuvenecerse, comportándose como células jóvenes y dividiéndose.

De acuerdo a los expertos, su método podría transformar la manera en que envejecemos, brindándonos a los humanos la oportunidad de sufrir menor degeneración durante el curso de la vejez. La gente de edad avanzada es más propensa a padecer apoplejías, afecciones cardíacas y otras enfermedades, pero de lograr rejuvenecer las células, se podrían minimizar significativamente estos riesgos.

La investigación se publica en la revista BMC Cell Biology, y se detalla en la revista de la Universidad de Exeter.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies