Cuando te aburre ir de fiesta

Piensa en esta situación: Estás en medio de una noche de fiesta, con un grupo de amigos en una cena, en un gran concierto o en cualquier evento social y te ves buscando una excusa para poder irte a casa. Y te vas antes “de lo normal”, antes de lo que solías hacerlo.

No pasa nada, es probable que estés empezando a pasar lo que se conoce técnicamente como ” menopausia social”, y esto además de tener nombre tiene unos síntomas concretos que vamos a enumerar para que puedas saber si estás o no pasando ese momento en tu vida social y personal.

fiesta-chicas

Si no hay evento social que te apetezca y no importa que sean unas cañas al salir del trabajo, salir a bailar de fiesta o salir de cena, esas cosas que “todo el mundo hace” para pasarlo bien, está claro que la menopausia social puede estar ahí.

La menopausia social se refiere a ese momento en el que prefieres quedarte en casa haciendo cosas como ver una serie, leer un libro en el sofá, cocinando o haciendo deporte. El término menopausia viene porque esto se produce no solo por un cambio mental sino también físico.

Si te preguntas cómo puedes saber si sufres de menopausia social te dejamos unas indicaciones para que te analices y veas si la sufres o no.

  • Socializar te da pereza. Ya no piensas en lo que puede aportarte conocer a esta persona o a aquella, tu círculo de amigos te parece perfecto y no quieres conocer a nadie más o al menos te da lo mismo.
  • Entras y sales varias veces del sitio en el que estés de fiesta o similar. Puede que sea para fumar, para mirar el móvil, para respirar un poco… Eso da igual pero es un hecho sales todo el rato para desconectar por unos momentos del momento social.
  • Estás nerviosa en ese evento, es decir, sientes ansiedad y sensación de agobio. Empiezas a pensar cosas como que por qué estás tú ahí y sólo quieres quedar bien por haber aparecido e irte.
  • Sudas mucho. Siempre tienes calor en un sitio lleno de gente y da igual la ropa que te quites. No sabes si es cosa tuya o del local.
  • Ya te has acostumbrado a madrugar y más allá de una hora concreta, que conoces, no aguantas más. A esa hora te mueres de sueño y la sensación física es de que te duermes y no puedes con tu cuerpo, de forma literal.
  • Eres la que desaparece misteriosamente sin despedirse. La que hace el mutis por el foro sin llamar la atención. La que se va sin decir nada y sin que la vean.
Leer >>  Por qué desayunar tres huevos cada día

Puede ser que todo esto sea una fase, un mal momento o que tu forma de enfrentarte al ocio sea otra, pase lo que pase no debes sentirte mal y sí dejarte llevar por lo que quieres en todo momento sin obligarte a hacer o a no hacer nada.

Loading...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies